Categorías
cocina

Tarta para cumpleaños

Esta vez en cuestión de tartas no voy a innovar dado el éxito de las que hice el año pasado. Estoy entreteniéndome un poco más con la decoración y me he lanzado con la tarta de chuches.



Busqué en esa fuente inagotable de información que es YouTube cómo hacer una tarta de chuches y es facilísimo. Lo primero es hacerse con los materiales. Compré unas bases de porexpan en una tienda, que sirven para ir pinchando las chuches. Yo he utilizado el porexpan aunque he visto que otra gente usa el corcho para hacer centros de flores que, al parecer, venden en floristerías. El porexpan se puede comprar también en tiendas de bricolaje y cortarlo al gusto de cada uno. Como me ha pillado un poco el toro este año y tenía que ir a Club Cocina a imprimir la oblea de la tarta, tiré por el camino rápido.

Bueno, una vez compradas las bases hay que forrarlas para que no desprendan pelotillas blancas, que el año pasado compré una tarta de chuches que se le quedaban las pelotillas pegadas y era bastante rollo. Además pienso guardarlas y reciclarlas para otras ocasiones. Yo las he forrado con film transparente, no tiene que quedar perfecto porque lo vamos a tapar. Después de forrarlas, como son dos pisos, se fijan la una a la otra con dos palos de brocheta de madera.

Para comprar las chuches fui a una tienda mayorista que tengo al lado del trabajo, aunque he de confesar que he comprado unos sacos un poco gigantes. En Madrid se pueden encontrar en supermercados tipo Makro, Medina, Golosinas Ramón, etc. Es mejor acudir a sitios mayoristas porque, al menos en Madrid, las chuches se han puesto carísimas, seguramente fuera son muuuuucho más baratas y se pueda comprar más eficientemente.

Lo mejor es elegir las que son tipo nube (tía, jo tía), también llamadas esponjas o jabones. Son muy vistosas y cubren bastante. También las lenguas de regaliz son muy útiles para cubrir la base. La manera de fijarlas a la base es con palillos, normales de madera, aunque también se pueden utilizar de plástico de colores.

Una vez tienes todo preparado es cuestión de echarle imaginación e ir pinchando lo que te guste donde te guste. Este es el resultado:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.