Categorías
cocina

Tarta 3 chocolates

Últimamente me da por las recetas de tartas, debe ser el periodo navideño en el que a todos nos da por comer y a algunos también por cocinar cosas ricas y contundentes.
Esta receta es una maravilla porque lo tiene todo. Es facilísima de elaborar, se hace en unos 40 minutos, está riquísima y para rematar, la presentación de la tarta es preciosa. Ideal para niños porque, a pesar de que el chocolate no es lo que mejor sienta al estómago, no es una receta excesivamente grasienta. Es muy dulce, eso sí, para auténticos “chocolate lovers”.


Ingredientes:
150 g de chocolate negro 150 g de chocolate con leche 150 g de chocolate blanco 3 sobres de cuajada (para los de fuera de España, se puede sustituir por gelatina neutra pero la tarta no queda tan cremosa sino más como un pudding y los tiempos de espera entre capa y capa deben ser superiores) 170 g de galletas maría o digestive 90 g de mantequilla 750 g de nata 100 g de azúcar 750 g de leche


Preparación de la base de galletas:
Se trituran las galletas en la Thermomix y se les añade la mantequilla previamente derretida en el microondas. Se mezcla bien y se extiende en el fondo de un molde, a ser posible desmoldable (ya que al desmoldar se ven las tres capas de chocolate y queda muy bonito). Si la base queda muy seca se puede añadir un poco de leche (un chorrito). Presionar con una espátula para que la base quede uniformemente repartida sobre el fondo del molde.
Preparación del relleno de chocolate:
Se empieza por el chocolate negro. Rallar el chocolate presionando el botón Turbo de la Thermomix unos 5-10 segundos. Añadimos 50 g de azúcar, 250 g de nata y 250 g de leche. Añadir por último un sobre de cuajada. 
Programar 7 minutos, temperatura 90ºC, velocidad 5. Al terminar, verter la mezcla en el molde sobre la base de galletas, con cuidado de repartirla uniformemente. Meter la preparación en el frigorífico (yo lo saco al tendedero en esta época del año, que está más frío incluso). Se cuaja enseguida.


Repetir el proceso con el chocolate con leche, no es necesario lavar el vaso de la Thermomix entre una preparación y otra. Rayar un poco con un tenedor la superficie de la capa de chocolate negro para facilitar la unión entre capas y verter la mezcla en el molde, poniendo un cucharón para que no caiga directamente sobre la capa anterior y le haga un agujero. Dejar enfriar otra vez.
Por último, repetir el proceso con el chocolate blanco pero esta vez sí hay que enjuagar el vaso de la batidora y NO hay que añadir azúcar, puesto que el chocolate blanco ya es muy dulce.


Rallar también la superficie de la capa anterior y verter con cuidado la mezcla de chocolate blanco. 
Dejar enfriar la tarta todo el tiempo que queramos, mejor de un día para otro. 
Lo mejor de esta tarta es que es como un lienzo blanco en el que puedes decorar con chocolate todo lo que quieras. En la de la foto yo puse unos fideos de chocolate e hice unas mariposas con fondant marrón (que, además, es el único que sabe a chocolate) y me quedó de lo más cursi y de lo más mona!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.