Categorías
decoración

Sujetachupetes

Aquí están. Desde que mi amiga Lourdes me preguntó si podría hacer algo de este estilo para vender en su web hasta que por fin los he terminado ha pasado más de lo normal pero porque he tenido que recibir todas las piezas que componen el sujetachupetes. Bueno, los lazos y los botones para forrar ya los tenía pero la pinza y el botón automático no. 


¡No veáis que aventura! 
Lo primero fue parir la idea de ponerle una flor al lazo para adornar el sujetachupetes. Y es que me decía Lourdes que es difícil encontrarlos monos y que no sean los típicos que llevan una chapa de plata. Es verdad, cuando yo los usaba para Ana no era fácil encontrarlos que fueran graciosos. La idea fue lo más fácil, le pegué una horquilla al lazo y vi que sí podía funcionar. 


Lo siguiente fue encontrar las pinzas, que me han llegado de China y han tardado lo suyo. En el fondo eso no es un problema, sólo sentarse a esperar. 
Lo más complicado fue decidir cómo hacer el extremo donde va el chupete. Lo que lleva es un botón automático de presión que he comprado en una web que se llama www.elbauldelaabuelita.com (lo cual me ha encantado porque a mi abuela siempre la llamábamos “la abuelita” y ella fue la que me inició en las labores, así que todo encaja). Tenía la opción de poner una anilla de goma pero yo tenía uno de esos con anilla y era un rollo de poner y quitar así que me decidí por algo que fuera fácil para poder cambiar el chupete o sacarlo para lavarlo con facilidad.

También pensé en poner velcro pero ¡qué pereza sacar la máquina de coser para pegarlo al lazo!. Al final lo mejor son los botones automáticos que ya he aprendido a ponerlos y como los hay de muchos colores se pueden usar para hacer una combinación de colores a juego o en contraste con el resto del sujetachupetes.


Bueno bueno, qué aventurón, eh? jajajaja. Pues yo me entretengo con estas cosillas, oye.
Y así me han quedado los primeros que he hecho. Son casi todos para mi amiga Marta que cuando le enseñé ayer una foto de los dos primeros le dio un ataque compulsivo y me pidió cuatro. Pero ya haré más. Si os gustan, se venderán a un precio de 15 euros. 


Las amigas, hablad conmigo.
¡¡Qué pena que justo esta Navidad los Reyes se hayan llevado los chupetes de Ana!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.