Categorías
consejos

Recomendación: Urgo Calenturas

Hoy que he dormido bastante bien (sólo me he tenido que despertar una vez para atender a mi gordita más pequeña), aprovecho mi lucidez para recomendaros esto nuevo que he descubierto.


Los que, como yo, sufrís de vez en cuando las calenturas/herpes labial/herpes simplex/ pupas, o como queráis llamarlo, puede ser de gran ayuda.
Y es que mira que son molestas. Cada vez que tienes una época de estrés, un par de noches de poco descanso, un viaje largo, una ocasión especial en la que hay que lucir palmito o lo que me pasa a mí: cada vez que veo a alguna de mis hermanas con una, ahí sale la calentura a dar la vara.
Además pasa igual que con la gripe, al menos a mí, sin aciclovir me dura una semana y con aciclovir, 7 días. 
Mi amiga Azu me había pasado una fórmula magistral de fenol y mentol en alcohol de 70º que era muy efectiva para secar la pupa pero en las farmacias suelen poner muchas pegas para hacerla y además te piden la receta. Así que mi cuñada, que es farmacéutica, me trajo esto en su lugar. Al principio pensé que sería como los apósitos de Compeed que, al menos a mí, no me hacen nada. Pero no.
Para empezar, escuece cuando te lo pones lo cual, a mí me da ya la sensación de que algo está haciendo. Será por esa frase que tenemos taladrada en el cerebro de “si pica es que te está curando”, tan escuchada en nuestra infancia. 
Reconozco que cuando lo he probado fue una de esas veces que coges la pupa muy a tiempo, cuando empieza a picarte y ves que se empieza a abombar un poco la piel. Así que eso ayudó. Pero vamos, que me puse esto enseguida y ¡¡a los TRES DÍAS ya no tenía nada!! ¡Ni la cicatriz!
Se vende en farmacias por un precio de alrededor de 10 euros y viene en un frasquito de aluminio con 24 aplicadores para que cada vez uses uno y no se contamine el contenido del frasco. Seguro que esto lo mejorarán pronto porque cuando se acaben los aplicadores no sé entonces qué puedes hacer. Bueno sí, lavar el último que quede y reutilizarlo. 
Una cosa, al rato largo de echárselo se termina pelando y no queda “invisible” como suelen intentar hacernos creer. Pero al menos es más discreto que el pegote de crema.
Esta es la pinta que tiene, por si queréis buscarlo en la farmacia. Espero que os sea tan útil como a mí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.