Categorías
manualidades

Personaliza tus zapatos

 Se me ha ocurrido hablar de este tema porque últimamente me ha dado por ponerme creativa con los cordones de los zapatos y he pensado que a lo mejor os puede interesar.

Me pongo en plan filosófico: en estos tiempos que corren en los que todos compramos todo en los mismos sitios (o sea en centros comerciales que tienen todos las mismas tiendas) y llevamos la misma ropa, los mismos coches, los mismos teléfonos… algunos hacemos nuestras pequeñas rebeliones intentando añadir algo de originalidad a nuestro atuendo.



Uno de los mejores sitios para comenzar son los zapatos, esos objetos de deseo de la mayoría de las mujeres.

¿Y por qué nos gustan tanto los zapatos? En mi caso lo tengo muy claro, además de que le pone el broche final al modelito que nos vayamos a poner, cuando te vas a comprar zapatos da igual que peses un kg más o menos, que tengas el pelo fatal o que te hayas levantado con la cara verde (sí, a veces pasa). Los zapatos siempre quedan bien. A no ser que sean incómodos, pero eso ya es culpa del zapato, no de tus cartucheras. O sea, es el amigo fiel que no te falla nunca. Qué tontería, ¿verdad?

Bueno, que me enrollo y mi hermana me dice que me pongo muy plasta. El caso es que le he comprado a mi gordita mayor los botines de la foto de abajo en Zara y le quedan monísimos con pantalón y con vestido. Le dan un toque “revolución francesa” al look que me encanta. Pero los cordones no acababan de convencerme así que he comprado unas cintas de terciopelo marrón (en Mamá Madejas, of course) y se los he sustituido. ¡Ahora SÍ que están bonitos! ¿verdad? (los de la derecha en la foto).

Otra opción es ponerle una de las escarapelas esas TAAAN monas que hago y de las que hablé en mi primer post. Pero bueno, por si os lo perdisteis os las vuelvo a enseñar y también incluyo fotos de cómo quedan puestas en los zapatos. Yo las pongo en bailarinas, sandalias, alpargatas… En concreto en las alpargatas que me puse en mi boda, que son blancas lisas, quedan fenomenal.


También es una buena solución para las bailarinas de las niñas, que terminan con el cordoncito hecho polvo porque se les deshace el lazo y se lo pisan. En ese caso lo que hago es quitarles el cordon y pegar la escarapela directamente, ni clip ni nada.Pero en ese caso utilizo escarapelas de las pequeñas.


Aquí os pongo fotos de todas las que he hecho.

Éstas son las primeras que hice con un lazo verde de raso y unos botones que tenía extra de una chaqueta de Bimba y Lola.

Ésta la hice con un yoyó de tela para estos zapatos que, confesaré, no he estrenado aun… (pa matarme).



Luego mi hermana me pidió que le hiciera unas para unas bailarinas que le encantaban y a las que se les había caído una piedra del adorno. y le hice éstas de abajo.

Nada más, si habéis llegado hasta aquí, ¡enhorabuena!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.