Categorías
cocina

Magdalenas de chocolate

Este post va dedicado a mi amiga Moixe que me ha pedido esta receta  y a su hija Alicia que la primera vez que las probó se pegó tal atracón que acabó vomitando. Pero no porque las magdalenas estuvieran malas ¿eeeeh? todo lo contrario, es que se zampó 5 ó 6 y claro…



La receta es la misma que la de la tarta de Hello Kitty que hice en julio para el cumple de mi gordi, con la particularidad de que en lugar de echar la masa en un molde de bizcocho, se echa en moldes de magdalena. Esto tiene la ventaja de que no hay que engrasar el molde y tardan bastante menos en hacerse en el horno.


Los ingredientes para las de chocolate negro son:

– 3 huevos
– 200 g de azúcar moreno
– 200 g de chocolate para fundir (el de Nestlé postres u otro cualquiera)
– 100 g de mantequilla
– 70 g de harina
– medio sobre de levadura Royal

Yo en lugar de la harina y la levadura, eché 90 g de la harina para bizcochos que venden en Mercadona, que ya he mencionado en algún otro post, y que ya lleva incorporada la medida justa de levadura para esa cantidad de harina.

Si queremos hacer las de chocolate blanco, sustituimos el chocolate para fundir por chocolate blanco y en lugar de echar 200 gramos de azúcar, yo eché 50. Esto es porque el chocolate blanco es muy dulce y si ponemos la misma cantidad de azúcar va a ser demasiado. En esta receta yo utilicé el chocolate blanco de la cobertura de la tarta de Hello Kitty que había arruinado echándole aceite (y que guardé en la nevera pensando que jamás lo iba a utilizar) pues sí lo he aprovechado, mira tú qué bien.

Preparación de la masa:

  • Derretir la mantequilla junto con el chocolate en un cazo o al microondas (1 minuto a media potencia). 
  • Poner en el vaso de la Thermomix el azúcar y los huevos y programar 1 minuto, 40º velocidad 4.
  • Añadir la mantequilla y el chocolate y programar unos segundos en velocidad 4 para que se haga una crema. 
  • Por último pon la harina con la levadura y mezclar 5 segundos en velocidad 6.
  • Hornear a 190º (yo lo pongo a 210ºC porque mi horno necesita más) durante 15-20 minutos. Se saben que están hechas porque si las pinchas, el pincho sale limpio. ¿Que cómo se pincha? Pues se coge un pincho de brocheta metálico (para intentar destrozar lo mínimo la magdalena), se abre el horno lo menos posible y se clava el pincho hasta el fondo en una magdalena que esté lo más cerca de la puerta y en el centro posible (que son las que les llega menos el calor). El pincho tiene que salir igual que entró, sin restos de masa pegados. 

Es recomendable poner el horno más bien fuerte porque así salen las magdalenas con pico en lugar de redonditas pero eso ya es cuestión de gustos. Tengo que decir que las de chocolate blanco a lo que saben es a vainilla, más que a chocolate. Voy a probar a echarle gotas de chocolate enteras a la masa a ver si se nota más el sabor. En cualquier caso están muy ricas. ¡Aquí va la foto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.