Categorías
manualidades

Curso de costura en Mamá Madejas

Por fin puedo enseñar al mundo el resultado de mi clases de punto y de costura en Mamá Madejas. Sí, parece que no publico posts sobre otra cosa (bueno, últimamente es que no he publicado ningún post de nada), pero al igual que cuando descubrí Clubcocina.net, Mamá Madejas se está convirtiendo en mi nuevo Tiffany’s.



Y es que cuando entras allí es como entrar en Cheer’s (“where everybody knows your naaaameeeee”) y además como tienen cosas tan monas, te apetece llevártelo todo. Si tenéis que hacer un regalo a un recién nacido o a vuestro propio bebé, no dudéis en pasaros por allí. Además preparan unas cajas para enviar al hospital ideales, con los productos que elijais. Echadle un vistazo a la web www.mamamadejas.com para ver las cosas que tienen.

 Si lo tuyo son las labores puedes encontrar lanas de primera calidad y agujas, cintas, puntillas, telas… vamos de todo para hacértelo tú misma.

Y lo que quería contar yo: clases de punto y de costura. Yo me he apuntado a las dos, dos horitas a la semana cada clase, más lo que tú quieras avanzar en tu casa. Cristina, la profe de costura (apodada por mí como “la Teniente O’Neil”, pero con cariño) cose que te mueres y es la artista que hace los faldones y culetines de la tienda. Lo de la Teniente O’Neil es porque no me deja ser todo lo chapucera que me gustaría ser y me hace deshacer la labor cada vez que meto la pata (o sea cada dos por tres). Pero vamos, que hace bien. Porque si fuera por mí, haría cada chapu…

Marta y Concha son las profes de punto y las que tejen los jerseys y capotitas de la tienda. Las clases de punto son más relajadas claro, nos sentamos todas alrededor de una mesa camilla, brasero incluido, mientras ellas nos van explicando. Además lo tienen fenomenal montado, si no tienes ni idea empiezas por un jersey muy sencillo y luego puedes ir haciendo modelos más complicados.

Además no te obligan a comprar allí sus lanas ni sus agujas ni sus telas. Pero tienen unas cosas tan monas y tan a mano que es difícil no comprárselo allí.

A mí me ha cundido más mi primer mes de costura que el de punto pero estoy muy orgullosa de los resultados de ambas clases.

Estos son los vestidos que he hecho a mis niñas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.